Usted está aquí: Inicio Práctica y Tradiciones Comenzando de nuevo

Comenzando de nuevo

Empezar de nuevo es mirarnos profunda y sinceramente a nosotros mismos, nuestras acciones pasadas, de habla y de pensamiento y crear  un nuevo comienzo dentro de nosotros mismos y en nuestras relaciones con los demás. En el centro de práctica practicamos Comenzar de Nuevo como una comunidad cada dos semanas e individualmente tantas veces como queramos.

Practicamos Comenzando de Nuevo para limpiar nuestra mente y  mantener fresca nuestra práctica. Cuando surge una dificultad en nuestras relaciones con otros practicantes y uno de nosotros se siente resentido o dañado, sabemos que es tiempo de Comenzar de Nuevo. La siguiente es una descripción de las cuatro partes de un proceso de Comenzando de Nuevo, tal como se realiza formalmente. Una persona habla a la vez y no se la interrumpe durante su turno. Las otras personas practican el escuchar profundamente y seguir su respiración.

1) Regando las flores - Esta es una oportunidad para compartir nuestro agradecimiento por la otra persona. Podemos mencionar casos concretos, sobre lo  que la otra persona dijo o hizo ; algo que nos haya despertado admiración. Esta es una oportunidad para hacer brillar la luz sobre las fortalezas y contribuciones de los otros a la sangha y para favorecer el desarrollo de sus cualidades positivas.

2) Compartir nuestros pesares - Podemos compartir cualquier acción, pensamiento o habla poco hábil que hayamos realizado y que todavía no hemos tenido la oportunidad de pedir disculpas por ello.

3) Expresando nuestros dolores - Podemos compartir cómo nos sentimos afectados por una interacción con otro practicante, debido a sus actos, palabras o pensamientos. (Para expresar nuestros dolores  en primer lugar debemos regar las flores de la otra persona, comunicando dos cualidades positivas que realmente hayamos observado en él o ella. Expresar un dolor o herida a menudo se realiza personalmente con el otro practicante, más que en el grupo. Si lo desean pueden pedir que esté presente  una tercera persona a la que los dos tengan  confianza y respeto).

4) Compartir dificultades de largo plazo y pedir apoyo. A veces cada uno de nosotros tiene dificultades y el dolor  de nuestro pasado, emerge a la superficie en el presente. Cuando compartimos un tema que nos ocupa, podemos dejar que la gente que nos rodea nos entienda mejor y nos ofrezca el apoyo que realmente necesitamos.

La práctica de Comenzando de Nuevo nos ayuda a desarrollar un habla bondadosa y una escucha compasiva. Comenzar de Nuevo es una práctica de reconocimiento y valoración de los elementos positivos dentro de nuestra Sangha. Por ejemplo, podemos observar que una compañera de habitación es generosa en compartir su comprensión, y otro amigo es cuidadoso con las plantas. Reconocer los rasgos positivos de otros, nos permite también ver nuestras propias buenas cualidades. 

Junto con estas buenas características, cada uno de nosotros tienen áreas de debilidad, tales como hablar desde nuestra ira o estar atrapados en nuestras percepciones erróneas. Cuando practicamos "regando las flores" apoyamos el desarrollo de buenas cualidades en cada uno y al mismo tiempo  ayudamos a debilitar las dificultades de la otra persona. Como en un jardín, cuando nosotros "regamos las flores" de la bondad y la compasión en los demás, también tenemos la energía para quitar  las malezas de la ira, los celos y las percepciones erróneas.

Podemos practicar Comenzando de Nuevo diariamente expresando nuestro reconocimiento a nuestros compañeros de práctica, pidiendo disculpas de inmediato, cuando hacemos o decimos algo que les duele. También podemos dejar saber educadamente cuando otras personas  han sido heridas. La salud y la felicidad de toda la comunidad depende de la armonía, la paz y la alegría que existe entre todos los miembros de la sangha.