Usted está aquí: Inicio Práctica y Tradiciones Tomar refugio

Tomar refugio

Tomando refugio en el Buda adentro mío, yo aspiro a ayudar a todas las personas para que reconozcan su propia naturaleza despierta.

Cuando recitamos los Cinco Entrenamientos de la Atención Plena o cantamos los sutras, estamos practicando el  tomar refugio en las tres joyas. Practicamos Tocar la Tierra para mostrar también nuestra gratitud al Buda, el Dharma y la Sangha. Tomar refugio es el reconocimiento y la determinación de dirigirse hacia lo que es más hermoso, verdadero, y bueno. Tomar refugio es también la conciencia de que uno tiene la capacidad de comprender y amar. 

El Buda es el que nos muestra el camino en esta vida. El Buda es la persona histórica que vivió hace 2600 años y todos nuestros  maestros ancestrales nos conectan con el Buda. El Buda es la naturaleza despierta en todos los seres. Cada elemento en el universo que nos muestra el camino del amor y la comprensión, son el Buda. La mirada abierta de un niño y el rayo de sol que transformó a la flor para que desplegara su belleza, contiene  también  la naturaleza despierta. 

El Dharma son las enseñanzas de amor y comprensión. El Dharma son las enseñanzas del Buda histórico y sus descendientes en forma de discursos, de comentarios y los preceptos; que nos muestran el camino que conduce a la paz, el profundo entendimiento, amor y comprensión. El Dharma es todos los elementos en nuestro mundo y en nuestra conciencia que nos guía en el camino de la liberación. El Dharma viviente está presente  en todos los rincones del universo. La nube que flota está predicando  en silencio acerca de la libertad y la caída de la hoja nos está dando una charla de  dharma sobre la práctica de dejar ir. Cada vez que respiramos con atención plena, caminamos con atención plena o miramos a otra persona con los ojos de la comprensión y la compasión, estamos dando una silenciosa plática de dharma.

La Sangha es la comunidad que vive en armonía y con conciencia. Tus maestros, tus amigos y tú, son todos  elementos de tu Sangha. Un camino en el bosque puede ser también un miembro de tu sangha apoyándote  en el camino de la transformación. Tu puedes compartir tus alegrías y tus dificultades con tu Sangha. Puedes dejarte llevar y relajarte en la calidez y la fuerza de tu Sangha. La Sangha es un río fluyendo y doblando con flexibilidad y respondiendo al entorno en que se encuentra. Tomando refugio en la Sangha, nos sumamos al arroyo de la vida, que fluye y se hace uno con todos nuestros hermanos y hermanas en la práctica. En el marco de una Sangha, la práctica se torna más fácil y mucho más agradable.